Negocios/industria alimentaria

La presencia de plagas en la industria alimentaria es uno de los riesgos más temidos en el sector. Además de los efectos negativos que pueden tener sobre la salud de las personas que pudieran ingerir alimentos contaminados, el desprestigio para la imagen de marca y las pérdidas económicas ocasionadas por producto dañado; hacen que en la mayoría de las empresas alimentarias se permita una “tolerancia cero” a la presencia de plagas.

El objetivo es pues, intentar minimizar las posibles fuentes de contaminación, y al igual que se aplica la trazabilidad sobre los alimentos, se tiene que controlar desde los proveedores de materias primas y envases, hasta el propio diseño de las instalaciones, para evitar que cucarachas, roedores y otros insectos hagan de estos establecimientos su hogar.

En Massim realizamos trabajos de control de plagas dirigidas a negocios e industrias alimentarias.

Solicite su presupuesto personalizado a través de nuestros teléfonos 983 548 502 – 669 196 684, o mediante nuestro formulario online.